el blog de bubastis

jueves, abril 06, 2006

Una Carta Extraña

"Hace poco he leído que en Inglaterra habían franqueado una carta cuya única dirección era una latitud y una longitud. El remitente era, por supuesto, si no un geógrafo, al menos un agrimensor o un agente del catastro, y el destinatario, es cierto, vivía en una casa lo suficientemente aislada como para ser efectivamente identificada. Lo cual no impidió que la carta llegara.

El Postmaster General hizo público un comunicado en el que expresaba la gran estima en la que tenía a sus empleados, pero advertía que en el futuro tales direcciones no serían tomadas en cuenta".

[Georges Perec. Especies de Espacios. Ed. Montesinos. Barcelona. 2003]

2 Comments:

At 6:43 p. m., Blogger Aura said...

La de cosas que tiene que saber un empleado de correos... Me asombro. Me imagino al pobre cartero después de meses de explorador vestido con su ropa de safari y entregando la carta.
Que afortunado el destinatario.
Mientras no fuera correo comercial.

 
At 1:48 p. m., Blogger Pussy Galore said...

... y yo sigo esperando un paquete que me envio mi madre el año pasado a la dirección correcta, eso es injusto :)

 

Publicar un comentario

<< Home