el blog de bubastis

miércoles, septiembre 07, 2005

El Médico de la Muerte

Este blog, concentrado en el mundo de las artes, se permite tomarse un respiro para consignarles la biografía de una de los personajes más insólitos del pasado siglo XX. El doctor Thomas Noguchi, natural de Tokyo y nacido en 1926, se apropió de una apasionante nota a pie de página en los libros de historia debido a que en la década de los '60 fue médico forense en jefe de Los Angeles.

Decían de él que tenía cierta querencia por la popularidad, que su sinceridad con la prensa a veces parecía querer desmontar conspiraciones de estado y desvelar magnicidios. Pero lo cierto es que Noguchi estaba abocado a la extraña gloria que otorgan las vísceras y los muertos.

La firma de Thomas Noguchi es la que rubricó las autopsias de infinitud de desdichados, pero de entre todos ellos, la historia nos obliga a recordar a los siguientes:

1) Marylin Monroe, desaparecida el 4 de agosto de 1962. Sobre el informe de Noguchi el médico forense en jefe por aquel entonces (de nombre Theodore Curphey) dictaminó que la causa de la muerte fue una sobredosis de somníferos y añadió la célebre coletilla de "posible suicidio"

2) Robert F. Kennedy, hermano de John Fitzgerald y prestigioso asesinado. La pistola automática de Sirhan Sirhan acabó con su vida en el hotel Ambassador de Los Angeles el 5 de junio de 1968. Noguchi sembró la semilla de la duda al afirmar que los disparos fueron realizados con el cañón del arma en contacto con el cuerpo del finado, cuando todos los testigos afirmaron que el asesino le disparó a un par de metros de distancia. Así germinó la creencia de que Sirhan no actuó solo, sino secundado por alguien más.

3) Sharon Tate, que fue brutalmente asesinada en Bel Air por los miembros de la ominosa secta llamada La Familia y apadrinada por el todavía mediático Charles Manson el 9 de agosto de 1969. El trabajo de Noguchi ayudó a cerrar el cerco en torno al clan criminal.

4) Janis Joplin, que dejó este mundo la mañana del 5 de octubre de 1970 en el hotel Landmark de Hollywood, dos semanas antes de que Jimi Hendrix falleciera en Londres. Noguchi dictaminó que una dosis de heroína de inusual pureza se llevó por delante a la volcánica cantante.

5) El cómico Freddie Prinze, que se levantó la tapa de los sesos delante de su manager -Martin Snyder- el 29 de enero de 1977. Nuestro forense dictaminó suicidio, sin embargo un pleito de la familia el fallecido contra la compañía aseguradora aclaró el caso, que al final fue archivado como una mera muerte accidental.

6) William Holden, a quien se lo llevó por delante una borrachera definitiva y un desafortunado golpe en la cabeza a mediados de noviembre de 1981, tal y como certificó Noguchi.

7) Natalie Wood, que en la noche del 28 de noviembre de 1981 se lanzó al mar de la Isla Catalina desde su yate Esplendour, para no volver a emerger jamás. Aquella fue una noche tumultuosa, junto a su marido Robert Wagner y a su presunto amante Christopher Walken se había corrido una monumental juerga. Dicen algunos que hubo una violenta disputa entre ambos hombres, pero el por aquel entonces veterano forense no quiso ver más allá de un triste accidente.

8) John Belushi, que con 33 años y con las venas saturadas de cocaína y heroína (mezcla que llaman speedball), falleció en el bungalow número 3 de Hotel Chateau-Marmont. Aquel fue el final de una salvaje fiesta en compañía de Robin Williams y Robert de Niro.

Después del caso de Belushi el forense aceptó un puesto profesional menos expuesto al público. Sin embargo la nostalgia de los flashes le llevó a iniciar una corta y exitosa carrera de escritor de novelas policiacas. El cine también fue un patio que pisó el doctor, pues en 1978 accedió a aparecer en una tan desagradable como mítica película de culto, Faces of Death, un clásico del cine mondo.

Una vez retirado de la profesión, Noguchi prestó su experiencia en otras insólitas aventuras fílmicas destinadas espectadores de estómago acorazado, Autopsy: Through the Eyes of Death's Detectives y Autopsy: Voices of Death ambas de 2000 y dirigidas por Michael Kriegsman.

Como ven, la celebridad supera las barreras de la muerte.

1 Comments:

At 7:24 p. m., Blogger absence said...

Coño, don Bubastis, uno se piensa que hace un post inédito y resulta que ya existía. Si es que está casi todo escrito ya. :-)

 

Publicar un comentario

<< Home