el blog de bubastis

lunes, mayo 30, 2005

Recordando a Fonollosa

José María Fonollosa fue un poeta del aislamiento. Sus versos son franjas de celuloide, exquisitos harapos de maldad, continentes de resignación. Vivió enroscado y silencioso; con los ojos bien abiertos consignó una poética de instintos y desalientos. Como muestra de su obra les traigo este poema extraído de su obra Ciudad del Hombre: New York (ed. El Acantilado. 2001):


KENNAMORE STREET

Yo quiero que tú sufras lo que sufro:
aprenderé a rezar para lograrlo.

Yo quiero que te sientas tan inútil
como un vaso sin whisky entre las manos;
que sientas en el pecho el corazón
como si fuera el de otro y te doliese.

Yo quiero que te asomes cada hora
como un preso aferrado a su ventana
y que sean las piedras de la calle
el único paisaje de tus ojos.

Yo deseo tu muerte donde estés.
Aprenderé a rezar para lograrlo.

1 Comments:

At 6:17 p. m., Anonymous Norrin Radd said...

Joder,Alberto,tronco,al principio tenías muchos menos comentarios que ahora...

Estaba buscando poesía de Fonollosa en el google y recordé que en tu blog habías comentado su obra.

Así que,la visita que ha llegado a tu página desde la búsqueda '+Fonollosa +Bubastis' es mía,tron.

 

Publicar un comentario

<< Home