el blog de bubastis

domingo, junio 26, 2005

El Imperio del Dolor

En el año 1998 un fotógrafo español conmocionó la escena cultural parisina con su primera exposición en la Galeria Léo Scheer de París. El artista era David Nebreda, nacido en Madrid en primero de agosto de 1952 y a quien se le diagnosticó un cuadro de esquizofrenia a la edad de 19 años.

Desde entonces la enfermedad ha sido la única protagonista de la existencia de Nebreda, que vive en la capital completamente aislado de cualquier contacto cultural, social o familiar.

Su trabajo se enclava dentro de la tradición de autores como Cindy Sherman, Dieter Appelt o J.P. Witkin, esto es, fotógrafos extremos y limítrofes.

Toda la obra de Nebreda se centra obsesivamente en los autorretratos, reflejando en ellos un mundo interior asfixiante y brutal. Sus fotografías son una bitácora del deterioro físico y emocional del autor. Cubierto de sangre y excrementos, Nebreda no duda en mostrar sus automutilaciones y sus instintos sadomasoquistas con devota precisión.

En su estética resuenan acordes católicos, tenebristas y una pervesidad que queda purgada por la condición de enfermo mental del autor, pues, de alguna manera, cada instantánea, por la iconografía que maneja, acaba transformándose sobre la pupila del espectador en un templo del dolor, en una oscura secuencia del purgatorio.

En Nebreda no existe, como en muchos otros, una vocación de especular con el horror, pues la manipulación que realiza el artista se aplica sobre su propio cuerpo, sobre su propia demencia, de manera que ejerce una trasformación alquímica que eleva al autor a una categoría de santidad.

Y elevado al altar de un narcisista y desolado redentor, Nebreda transforma su cuerpo del mismo modo que, durante la eucaristía, se transforma el pan y el vino en el cuerpo y la sangre de Cristo.

Definía David Nebreda al fenómeno artístico como aquel que crea un silencio en la conciencia del espectador. Sin lugar a dudas, él consigue generar esta epifanía en quien contempla su obra.

Con las correspondientes advertencias, pues sus fotografías son extremadamente crudas, si desean pasearse por su obra pueden pinchar aquí y aquí.

3 Comments:

At 12:39 p. m., Anonymous el avatar de Argumosa (a veces conocido como Chema) said...

Sin nada particular que aportar me limito a escribir este comentario para que quede constancia de mi visita casi diaria a tu blog.
Eso es todo

 
At 2:07 p. m., Blogger bubastis said...

Agradezco la fidelidad. Seguiremos en nuestra línea.

 
At 7:25 p. m., Blogger antartida said...

Me ha gustado bastante encontrar tu blog, hablando sobre Nebreda, obvio que puedo aportar bien poco pero te recomiendo el libro Corpus Solus, si no existe es porque es Solus Corpus, ruego me perdones pero me puede fallar la memoria, lo leí hace tiempo, hace poco discutía con unos amigos si se le podía considerar artísta o llamarlo enfermo de forma que habría que alejarlo de las dolorosas acciones que realiza sobre su cuerpo, bien, yo está claro que no lo considero estable como alguna otra persona normal (bastantes inestables casi todos pero de otra forma), ahora bien, estudió bellas artes y el considera que hace arte, y además sus fotos hacen susceptibles al público, le conmueven de alguna forma, son fotografías crudas, no demasiado originales todas, pero no dejan de ser una expresión artística, es un tema dificil este y no sé muy bien hacia que opinión aceercarme, eso sí, deberiamos respetar a todos los artístas que llaman locos o enfermos mentales o marginales, pues hay bastantes ejemplos en el arte y sin ellos no habría sido lo mismo.

 

Publicar un comentario

<< Home