el blog de bubastis

miércoles, noviembre 30, 2005

Zombie

La mención más antigua a los zombis se encuentra en una novela de 1697, de Paul Alexis Blessepois (Pierre Corneille): Le Zombi du Grand-Perou ou la Comtesse de Cocagne. Sin embargo, la creencia no se populariza hasta principios del siglo XX, cuando la Hasco (Haitian American Sugar Company), con el incremento de la producción de caña de azúcar empezó a pagar muy generosamente a quien le proporcionara operarios para las cosechas.

Se dice que entonces los brujos vudú empezaron a suministrar este tipo de trabajadores, que trabajaban para sus amos sin pretender quedarse siquiera con un pequeño porcentaje de la paga.

Según los testigos la zomibificación de un individuo se hace patente en la mirada: "La cara era inexpresiva y la mirada fija. Los párpados eran blancos, como si los hubieran quemado al ácido" (Hurston, 1939); "la cosa más horrible era la mirada, o mejor dicho, la ausencia de mirada. Los ojos estaban muertos, como ciegos, carentes de expresión" (Seabrook, 1971).

La innata mansedumbre del zombi se puede transformar en ferocidad sólo en caso de que coma sal, lo cual inmediatamente le da consciencia de su estado y puede llevarle a vengarse cruelmente de su "patrón".

El origen y la etimología de la palabra zombi sigue siendo motivo de discusión para los expertos: podría derivar del congolés nvumbi, cuerpo sin alma, o nsumbi, demonio; o bien de una reformulación criolla del francés les ombres; o de un vocablo local del área caribeña, zemi, que indica el espíritu de los muertos o los objetos que dicho espíritu moviliza.

Según el Diccionario de los Escépticos (Skeptic's Dictionary) Vudú es una palabra africana que significa Espíritu de Dios.

En tiempos recientes, ante los numerosos testimonios documentados de occidentales que afirman haber encontrado zombis auténticos, han tomado cuerpo algunas hipótesis para explicar una posible base real para el mito. Metraux sostiene que se trata a menudo, si no siempre, de seres subnormales que son odiosamente explotados por personas sin escrúpulos. Seabrook piensa en alguna droga capaz de simular el estado de muerte, que se le suministraría al futuro zombi; luego el brujo que lo ha drogado lo desenterraría y lo utilizaría como esclavo. El escritor recuerda que el Código Penal de Haití todavía prevé penas específicas para un crimen de esta índole.

Los experimentos realizados por el norteamericano Wade Davis parecen dar crédito a ambas hipótesis. En efecto, la mayor parte de los casos estudiados por Davis resultan personas afectadas por graves deficiencias mentales, alcoholismo y epilepsia. Pero un cierto porcentaje parecería, en cambio, causado por la ingestión de un veneno que afecta el sistema nervioso, la tetrodotosina, contenido en los peces de la familia de los Tetrodontídeos, capaz de provocar una especie de coma profundo, que se puede confundir con la muerte.

Davis presenta, en su libro Passage of Darkeness, el caso que para él es el más claro como demostración de que la zombificación existe: Clairvius Narcisse murió en la primavera de 1962 en el Hospital Albert Schweitzer de Deschapelles, Haiti. Su muerte fue verificada por el personal del hospital. Dieciocho años después Narcisse volvió vivo y en buenas condiciones, diciendo que había sido un zombi y que se había escapado del control de su dueño.

En Haití mismo, un médico, jefe de psiquiatría de una institución del gobierno de ese país, se encontró tres veces con casos que podrían definirse como zombis. Según este médico, se trata de hombres de carne y hueso que sucumben a un estado de muerte aparente al que son llevados, posiblemente, por medio del uso de drogas. Las víctimas son declaradas muertas y se las entierra públicamente. Luego los que les administraron la droga se ocupan de exhumarlos.

Estos "brujos" pueden seguir controlando a esas personas, dándoles droga en pequeñas dosis. Los convierten en esclavos. Sólo en ocasiones los zombis intentan escapar, y a veces lo logran.
Aunque se desconoce la naturaleza exacta del veneno, el médico haitiano dice que los especialistas creen que se deriva de flores del género Datura.

Al parecer inyectan un líquido producido por cocción con esas flores en ratones y perros, observando disminuciones notables de sus signos vitales. Luego sigue un estado comatoso, que desaparece luego de tres a seis horas, dependiendo de la dosis que se ha administrado. Luego los animales se recuperaron del todo.

Pero también hay quienes afirman que el componente principal del veneno utilizado es la tetradotoxina, proveniente del pez globo (tetraodon fluviatilis), presente en varias latitudes. Se trata de un animal agresivo, de pequeño tamaño, cuya principal característica es su toxicidad.

En efecto, este pez tiene en su cuerpo tetradotoxina, uno de los más poderosos venenos que se conocen. Estos peces en algunos países se comen, preparándolos cuidadosamente.

También se utiliza el nombre zombi para las almas de los muertos por muerte violenta, que siguen viviendo en la tierra en forma de fantasmas durante todo el tiempo que habrían vivido en condiciones normales. La misma suerte corren las mujeres que mueren siendo vírgenes. Los brujos hábiles podrían encerrar estas almas en botellas y venderlas, ya que en ellas se concentra un notable poder.

14 Comments:

At 3:35 p. m., Anonymous noemi said...

Confieso: a veces para poder tolerar ciertos aspectos de mi trabajo, por propia voluntad me convierto en zombi.

Muy buen escrito, Bubastis.

 
At 3:50 p. m., Blogger el brujo don carlos said...

El primer zombi del que hay noticia debe de ser Lázaro, que salió de su tumba andando solo.

 
At 4:38 p. m., Blogger Aura said...

Sí, esto lo conozco, en realidad está más extendido de lo que parece. Yo tengo unos cuantos que trabajan para mí. Ahora mismo les estoy dando con una vara.

 
At 4:41 p. m., Blogger Caído said...

Imprescindible "La Isla Mágica" de Seabrook como primer tratado más o menos serio sobre el vudú. La primera película fue "White Zombie" (traducida en España como: La isla de los muertos sin alma) con un grande Bela Lugosi. Y siempre recordando la magnífica La serpiente y el arco iris.

Un abrazo.

 
At 4:43 p. m., Blogger Caído said...

Tengo que decir que soy un gran aficionado al género zombi... casi que es mi género favorito ¿será porque es el más real de todos los monstruos?

Y me olvidé dos míticos:

Thriller (el videoclip de John Landis con Michael)

y:

Este muerto está muy vivo

 
At 4:55 p. m., Anonymous Norrin Radd said...

Otra magnífica película de zombis:'I walked with a zombi' de Jacques Tourneur.

Sin duda,una manera diferente de entender el cine de terror,donde se sugería más de lo que se mostraba.Además,está ambientada en el Caribe,la tierra original de loz zombies.

 
At 5:59 p. m., Anonymous Anónimo said...

mi zombi favorito trabaja para Sergio Dalma, es el que le escribe las canciones.

 
At 11:34 p. m., Blogger el brujo don carlos said...

Para mi gusto, las películas de zombis con más encanto son las zetosas tipo George Romero y su célebre trilogía

 
At 4:16 p. m., Blogger Caído said...

Y no nos olvidemos de la canción: "Mi novio es un zombi"

 
At 4:45 p. m., Anonymous Anónimo said...

¡¡ördago a zombies,redios!!! No olvidemos al maravilloso grupo de Rod Argent los Zombies con clásicos como 'Time of the season' o 'She's not there'.

 
At 9:05 p. m., Blogger el brujo don carlos said...

Ya puestos, no he olvidado a los Zombies que alcanzaron cierta fama durante la movida madrileña. Su música era infame, pero tenían una bailarina llamada Tesa, que estaba divina.

 
At 4:25 p. m., Blogger noemi said...

Hey!!
Espero que todo esté bien contigo.
Si no es injusto reclamarte, extrañamos tus escritos. Si es injusto, perdóname.

 
At 4:42 p. m., Blogger bubastis said...

Está muy bien, Noemi. Perdona por la demora en postear, es simplemente que estoy agobiado de trabajo. Un abrazo.

 
At 3:48 p. m., Blogger el brujo don carlos said...

Ah, bueno; creí que le había devorado el zombi

 

Publicar un comentario

<< Home