el blog de bubastis

miércoles, diciembre 07, 2005

La Vida Sexual de Borges

Epifanía Uveda de Robledo, "Fanny", quien durante cuarenta años fue empleada de servicio del escritor Jorge Luis Borges y fue despedida hace quince por María Kodama, la viuda del literato, aseguraba que "el señor murió virgen".

"Estuvo muy enamorado de Estela Canto, la adoraba y guardaba su fotografía. Ella fue su novia desde los 17 años, pero nunca tuvieron relaciones sexuales. Bueno, pobrecillo, no las tuvo nunca con ninguna mujer", dijo la antigua asistenta.

Los contrayentes "vivieron juntos pero en camas separadas" Fanny aseguraba además que Elsa Astete Millán, quien estuvo casada dos años y medio con Borges, le contó que un día, después de su matrimonio, casualmente le rozó la rodilla al escritor y éste se puso a temblar. Según la ex criada, ese casamiento fue una sugerencia de la madre del escritor. "Georgie, por qué no te casas, así no te quedas solo cuando yo me muera", dijo Leonor Acevedo a su hijo, quien de inmediato decidió contraer matrimonio.

De acuerdo con las declaraciones de Fanny, antes de la ceremonia, doña Leonor le dijo a Elsa: "Mira que Georgie no quiere compartir la cama", a lo que la mujer respondió "yo sé cómo llevarme a un hombre a mi cama".

Epifanía aseguraba que tiene la certeza de que en ese matrimonio los contrayentes "vivieron juntos pero en camas separadas". Fanny agregó que ni siquiera con su última mujer, María Kodama, el escritor consumó sexualmente su relación matrimonial y negó que existiera amor en esa unión. "No tuvo relaciones sexuales con nadie. No era algo que le interesara, le tenía pánico. Yo siempre digo que el pobre señor murió virgen".

Fanny aseguraba además que la relación entre Kodama y Borges estaba signada "por las ambiciones y crueldad de la mujer así como por la timidez del escritor". "Kodama lo amenazaba con que lo abandonaría, le hablaba mal de sus amigos, de su familia, de mí: le decía que todos eran unos delincuentes que le querían sacar plata", afirmó.

Fanny también relataba que Borges rechazaba a la raza negra y contó una anécdota con dos mujeres brasileñas que lo visitaron cuando ya estaba ciego. "Se quedaron toda la tarde. Cuando se fueron, él vino a la cocina y me preguntó cómo eran físicamente. Le dije que eran negras. '¡Cómo negras! ¿Por qué no me lo dijo? ¡Qué horror, las hubiera echado!', me contestó".

Según Fanny, quien vive con su hija en una casa que le presta un amigo frente al campo de fútbol del Boca Juniors, Borges le dejó en herencia su casa de Buenos Aires pero "María Kodama cambió el testamento en Suiza" y le quitó todo.

3 Comments:

At 10:58 p. m., Blogger noemi said...

Será?
Sabenos que a veces, muchas veces ni monjas, ni curas son célibes.
Acaso él si...

Ahora que cierta misoginia si se percibe en sus textos.

 
At 3:51 p. m., Blogger el brujo don carlos said...

A mí me cuesta trabajo creer que la sociedad occidental alguien muera virgen, pero todo puede ser. Por otra parte, la vida de Borges encierra aún unos cuantos misterios y eso da lugar a la creación de una cierta mitología alrededor de su persona.

 
At 8:35 a. m., Blogger Aura said...

Estas empleadas domésticas... que creen que pueden ir contando por ahí las intimidades de uno con total libertad.
Mal, mal. Lo de las brasileñas y él ciego me ha divertido mucho xD

Un saludo.

 

Publicar un comentario

<< Home