el blog de bubastis

martes, septiembre 11, 2007

El Visitante de Carl Gustav Jung


Señala el psicólogo suizo C.G. Jung que soñó con un ser alado. Al aproximarse éste se percató de que se trataba de un anciano dotado con los cuernos de un toro que portaba un manojo de 4 llaves, teniendo una dispuesta en la mano de tal manera como si deseara encajarla en una cerradura.

El anciano se identificó como Filemón, y sus apariciones fueron prolongándose en el tiempo, como si paulatinamente deseara ganarse la confianza de Jung, hasta el punto en que empezó a mostrarse en las horas de vigilia y realizaron juntos largos paseos por el jardín.

El suizo señalaba de su visitante que traía consigo una extraña atmósfera egipcio-helenística con tintes gnósticos y le instruyó en la concepción de que existen elementos en la psique que no son producidos por el ser humano, si no que tienen una realidad y existencia autónoma. De tal manera, algunos pensamientos serían elementos externos como los objetos de una habitación o los animales de un bosque.

Jung comparó a aquel extraño visitante con un gurú.

1 Comments:

At 11:17 p. m., Anonymous el brujo don carlos said...

La protagonista del post anterior también hablaba con seres impalpables, los "maestros ascendidos".

Como veo que ha vuelto con fuerza, Sr. Bubastis, le he añadido a mi feevy, que es una chorrada muy bonita que he puesto en mi blog.

 

Publicar un comentario

<< Home