el blog de bubastis

lunes, septiembre 12, 2005


Un murciélago descargado. Posted by Picasa

4 Comments:

At 5:23 p. m., Anonymous carlitos-el-no-tan-estupendo said...

No me sabia esta fijese ud.
Yo sabia que hacia el final de la Segunda Guerra Mundial, con Alemania ya derrotada, Japon sufria ya los constantes bombardeos de la Fuerza Aerea Americana.
Incapaces de bombardear a su enemigo, ya por el alcance de sus bombarderos, ya por que no disponia de la superioridad aerea necesaria para ello, los "cientificos" japoneses idearon un metodo tan insolito y genial como ineficaz.
Utilizando pequeños globos aerostaticos a los que anclarian una pequeña bomba, los lanzarian a las corrientes de aire que las llevarian a los Estados Unidos.
Calculando que para cuando llegaran a tierra ya estarian sin apenas helio, las bombas caerian sobre territorio americano.
Evidentemente, la posibilidad de que una bomba alcanzara un objetivo (incluso civil) eran bastante complicadas...

Ciertamente, la desesperacion da lugar a las ideas mas geniales, y a las mas absurdas...

Regards...

 
At 8:30 p. m., Blogger bubastis said...

Pues yo tampoco sabía lo de los globos de helio. Lo que sí me suena es que (creo que los americanos) intentaron hacer en la 2ª Guerra Mundial bombas guiadas por gaviotas. Investigaré en el tema.

Estoy de acuerdo contigo con lo que dices de la desesperación...

 
At 2:08 p. m., Anonymous El avatar de Argumosa said...

Ciertamente nos hallamos ante tres metodos realmente ocurrentes de sembrar la destrucción en tiempos de guerra. Por mi parte, realizaré una aportación en este sentido. En mi reciente estancia en la Universidad de Lucerna con motivo de un chequeo proctológico, tuve conocimiento del proyecto militar secreto dirigido por mi colega el Doctor Ausstendorf. Bajo el nombre Mortingen Ladilius (Ladillas mortiferas), el equipo de Ausstendorf trabaja en la cría de una especie de ladilla genéticamente modificada que aloja en su interior una variante especialmente mortífera del virus de la escarlatina. Según el plan maestro, las ladillas, previamente criadas en la granja de chancros del Profesor Stilike, serían después depositadas en el vello púbico de un regimiento de prostitutas renanas adiestradas al efecto. El Ladilentruppen, cruzaría a las líneas enemigas a fin de contagiar mortalmente a los soldados. Para garantizar el éxito del ataque, Ausstendorf ha dispuesto unas tarifas realmente económicas para los servicios de las meretrices. Ni que decir tiene que este ataque tendría poca efectividad ante tropas previamente atacadas por una bomba gay. Si desean más información sobre este particular, estaré encantado aortar más detalles sobre las ladillas mortiferas.

 
At 2:58 p. m., Blogger bubastis said...

Bienvenido otra vez, señor Avatar. Inquietante variedad de guerra química la que reseña. ¿Sabe si se llegaron a diseñar ladillas explosivas?

 

Publicar un comentario

<< Home