el blog de bubastis

miércoles, septiembre 14, 2005

¿Tenía Hitler un Sólo Testículo?

La cuestión que planteo en el título del post de hoy no se trata de un mero anzuelo visual, de una manera de llamar la atención para que Vds. se lean este puñado de líneas. Les aseguro que este texto va a tratar de determinar si, efectivamente, el sangriento dictador poseía un solo testículo en su bolsa escrotal.

Antes que nada es imprescindible hacer ciertas precisiones médicas. El monoescrotismo (y discúlpenme los entendidos en medicina si me he inventado la palabra o suelto alguna barbaridad, pues sólo encuentro en la red artículos escritos en inglés sobre el tema) es una peculiaridad anatómica que se puede dar por las siguientes razones:

a) Que durante la gestación no descienda uno de los testículos al escroto (lo cual se da en un 3 ó 4% de recién nacidos)
b) Que por algún traumatismo intrauterino el nasciturus pierda un testículo (no existen estadísticas, pero parece que esta situación se da en ocasiones muy contadas).
c) Que en la vida adulta, y por cualquier tipo de enfermedad o golpe se pierda la simetría en tan delicada zona.

Una vez aclarada a muy grandes rasgos la índole de esta malformación, que presuntamente también padeció Napoleón, analicemos de donde procede la popular creencia de que Hitler poseía una sólo esfera de virilidad.

Una presunta autopsia realizada por médicos de campaña rusos sobre el cadáver del dictador expresaba lo siguiente: "El testículo derecho no se encuentra en el saco escrotal, asimismo tampoco aparece adosado al conducto espermático, sobre el canal inguinal o sobre la pelvis..." No obstante, la mayor parte de los historiadores reputan falsa esta autopsia.

Otra fuente más fidedigna pero que no entra en detalles, es el hecho de que en la Batalla de Somme (1916), durante la I Guerra Mundial, el joven Hitler fue herido en la ingle. Sin embargo los informes no llegan más allá.

La posibilidad de que esta mutilación existiera parece encontrar apoyo circunstancial en otros hechos, como es que no dejara preñada a ninguna mujer (a pesar de mantener abundantes relaciones sexuales) o que el matrimonio de sus padres, Alois y Klara, fuera endogámico (tuvieron que pedir una dispensa eclesiástica). Por otro lado, para ciertos psiquiatras y psicoanalistas, no resulta nada desdeñable la posibilidad de que Hitler tuviera alguna merma sexual de consideración, lo cual explicaría muchas facetas oscuras de su personalidad, así como su comportamiento maníaco.

Sin embargo, el mito de la monotesticularidad de Adolph procede, básicamente de una popular canción británica canción compuesta, al parecer, por el agente publicitario Toby O'Brien. De inmediato la tonadilla se hizo inmensamente popular en la Europa aliada, hasta el punto de que estuvo muy cerca de aparecer en El Puente Sobre el Río Kwai, si bien la canción acabó desechada en la mesa de montaje por su vulgaridad.

La canción ha tenido varias versiones y les voy a transcribir las más conocidas. En contra de la costumbre de este honrado blog, las voy a transcribir sin traducción, seguro que les será muy grato hacer ese pequeño esfuerzo por su parte:

1ª versión:

Hitler has only got one ball,
Göring has two but very small,
Himmler has something sim'lar,
But poor old Goebbels has no balls at all.

2ª versión:

Hitler has only got one ball,
The other is in the Albert Hall
His mother, the dirty bugger,
Cut it off when he was small.

3ª versión:

Hitler has only one left ball,
Goebbels has two but they're quite small
Himmler has something sim'lar,
And Mussolini hasn't any at all!

Hay muchas más versiones, y si quieren leerlas todas pueden pinchar aquí. Igual, si tiene más suerte que yo consiguen encontrar en nuestra amada red algún archivo sonoro con la canción. Buena suerte y cuiden sus testículos (los que los tengan, claro).

7 Comments:

At 11:30 p. m., Anonymous Carlos said...

La pregunta sobre Hitler no es si tenía un testículo, sino si tenía un cerebro.

También se asegura que era judío, homosexual y, en general, todo aquello a lo que él persiguió. Supongo que nunca conoceremos la verdad.

 
At 1:54 a. m., Anonymous noemi said...

Creo que en lugar de un testículo, tenía un escroto lleno de caca :)

 
At 12:26 p. m., Blogger bubastis said...

Es cierto que nunca llegaremos a conocer la verdad sobre Hitler. Y creo que el problema no es que no tuviera cerebro, sino que no tenía alma.

 
At 4:29 p. m., Anonymous Anónimo said...

Que graciosos comentarios encuentro arriba, eso pasa cuando ese tipo de personas comunmente acriticas creen lo primero que leen, aunque de por si es muy dificil encontrar alguien que estudie eso y lo vea desde un punto de vista neutral.

 
At 9:34 a. m., Blogger Antoine said...

Oye, es muy interesante tu artículo.
Yo tengo un blog que entre otros, trata el tema de los ciclanes (personas de un solo testículo).
¿Me permites citar esta entrada en mi blog?
Un saludo:
Antoine

 
At 10:33 a. m., Blogger bubastis said...

Naturalmente, Antoine, sería un placer.

 
At 10:09 a. m., Blogger Antoine said...

Ya está, muchas gracias!
http://perdidoenelsiglo.blogspot.com/

 

Publicar un comentario

<< Home